El Lago de Atitlán ha sido uno de los emblemas del patriotismo guatemateco
 
 Su belleza y naturaleza incomparables han sido visitadas por cientos de miles de turistas y un pujante comercio turístico se ha desarrollado.  Sin embargo, el lento pero constante crecimiento de una bacteria en el lago terminó conviertiéndolo en un pantano según confirmaron el día de ayer. 
 
Por eso la municipalidad de Atitlán  cuenta con obligaciones marítimas que debemos seguir según los artículos estipulados: 
 
Artículo 119.- Obligaciones del Estado. Son obligaciones fundamentales del Estado:  c. Adoptar las medidas que sean necesarias para la conservación, desarrollo y aprovechamiento de los recursos naturales en forma eficiente.
 
Artículo 121.- Bienes del Estado. Son bienes del estado:
a. Los de dominio público;  b. Las aguas de la zona marítima que ciñe las costas de su territorio, los lagos, ríos navegables y sus riberas, los ríos, vertientes y arroyos que sirven de límite internacional de la República, las caídas y nacimientos de agua de aprovechamiento.
 
Artículo 125.- Explotación de recursos naturales no renovables. Se declara de utilidad y necesidad públicas, la explotación técnica y racional de hidrocarburos, minerales y demás recursos naturales no renovables.
 
El Estado establecerá y propiciará las condiciones propias para su exploración, explotación y comercialización.
 
Registros de lanchas:
La incripción de embarcaciones deberá efectuarse en el registro municipal por los propietarios a sus representantes mediante una petición formal dirigida al Alcade acompañado del documento de propiedad, también deberá cumplir con los requisitos legales y reglamentos pertinentes en los que se fija una tasa, renta o contribución municipal.